Hay muchas opciones de tratamiento efectivas para la pérdida auditiva entre las que se incluyen: educación acerca de las estrategias de comunicación, dispositivos de ayuda auditiva, audífonos, Estimulación Eléctrico Acústica, sistemas de implante coclear y de oído medio.

Efectividad de la comunicación:

Además de los dispositivos que sustituyen a la audición natural, también es importante aprender técnicas para mejorar la capacidad de comunicación. Por ejemplo, escuchar en entornos bien iluminados para que la cara del interlocutor se pueda ver claramente permite a un individuo escuchar al mismo tiempo que utiliza las referencias visuales del habla. Elegir o desplazarse a un lugar tranquilo permite a los individuos concentrarse en el habla. Asegurarse de que la distancia entre la persona que escucha y la que habla no sea superior a un metro también facilita una comprensión clara de la conversación.

Audífonos:

Los audífonos son un método efectivo para tratar las pérdidas auditivas de leves a moderadas. Funcionan amplificando los sonidos. En el pasado, los audífonos se consideraban cosméticamente poco atractivos, estando asociados a menudo con determinados estigmas. Hoy en día, son pequeños, discretos y tienen diversas formas, colores y tamaños, y también se pueden personalizar de acuerdo con sus gustos. En combinación con las innovaciones tecnológicas modernas, esto ha ayudado a aumentar la aceptación de los audífonos, permitiendo que se perdiesen las connotaciones negativas que normalmente tenían asociadas. El profesional responsable del cuidado de su audición es fundamental para seleccionar un audífono apropiado, dado que algunos modelos pueden resultar más fáciles de manejar para adultos con funciones motoras limitadas.

Los audífonos se pueden llevar detrás de la oreja (BTE), en la oreja (ITE) o completamente insertados en el canal auditivo (ITC). Los modelos BTE Open-fit utilizan tubos finos en lugar de los moldes auriculares estándar para transmitir el sonido al canal auditivo. Por lo general, los audífonos Open-fit son más adecuados para individuos con una pérdida auditiva de grado más leve. Hoy en día, la principal tecnología utilizada en los audífonos es la electrónica digital. Los audífonos digitales utilizan un ordenador en miniatura para convertir el sonido en señales digitales, teniendo en cuenta el tono y el volumen antes de amplificarlo. Se pueden ajustar para amplificar el sonido según frecuencias específicas, lo que significa que es posible personalizarlos según unas necesidades auditivas determinadas. Los audífonos digitales también pueden filtrar el ruido de fondo, permitiendo al usuario entender mejor el habla.

Dispositivos de Ayuda Auditiva (ALDs):

Un dispositivo de ayuda auditiva (ALD) es una ayuda opcional que puede mejorar las situaciones de comunicación diarias. Un ALD se puede utilizar con o sin audífonos o implantes auditivos para superar los efectos negativos de la distancia, el ruido de fondo o la mala acústica de una sala. Básicamente, los ALD son herramientas que mejoran la capacidad de audición. Existen distintos tipos de dispositivos ALD, diseñados para diversas situaciones de escucha, entre las que se incluyen la frecuencia  modulada (FM), los sistemas de bucle inductivo y de infrarrojos, entre otros. Algunos están disponibles para personas con pérdida auditiva en lugares públicos. Muchas personas con problemas de audición usan tecnologías de ayuda auditiva de forma aislada o conjuntamente con un audífono o un implante, y afirman experimentar ventajas como un mejor entendimiento del habla en entornos en los que resulta difícil escuchar. Para obtener información más detallada sobre los ALD, contacte con su audiólogo.

Get in Contact

Please name the person you want to get in contact with.